Sporting Kansas City Fitness Coach Mateus Manoel

Mateus Manoel, el responsable del éxito de Sporting Kansas City

Hablamos de la posibilidad de una entrevista con Mateus Manoel, preparador físico del Sporting KC, él accedió muy atentamente. Queríamos saber más de este joven brasileño que junto a Peter Vermes llevaron al equipo al campeonato de la MLS en 2013, Aquí la entrevista:

¿Puedes decirnos de donde provienes y como llegaste a los Estados Unidos?

Nací en Londrina Brasil, pueblo pequeño donde mis padres nacieron. Mi padre es economista, nos mudamos a Brasilia la capital donde él trabajo para el gobierno, hubo la oportunidad de que él trabajara aquí en los Estados Unidos en el fondo Monetario Internacional cuyas oficinas están en Washington. Tengo 2 hermanos, vinimos toda la familia yo tenía 9 años en aquel entonces.

Cuando acabe el High School, no sabía qué hacer, estudiar para ser Economista como mi padre, o Negocios pero mi mamá me llevo a un consejero, ella me hizo un montón de preguntas y como resultado salió que me gustaba más el lado de las ciencias, física química aplicada y el lado del deporte y la combinación de las dos cosas es lo que hago hoy, la fisioterapia, la medicina deportiva, inicialmente quería ser un medico deportivo, alguien que trabaja con lesiones de deportistas, cuando inicie mis estudios en la universidad de Maryland mi objetivo era sacar ese título, pero lo que pasó fue que en mi primer año en Maryland me rompí el ligamento cruzado de mi rodilla, luego pasar por el proceso de recuperación para mí fue una inspiración, trabaje con alguien que me ayudo a volver a jugar futbol, pase por todo el proceso sufrí emocional, psicológica y también físicamente, es doloroso como un atleta sufre cuando se lesiona.

¿Llegaste a jugar futbol?

Si jugaba, en Brasil jugué futsal (futbol de salón) por mi escuela y siempre jugué en la defensa más cuando llegue a EE.UU mi plan era estudiar, fue así como decidí trabajar con lesiones y con el proceso de rehabilitación, me puse a estudiar fisioterapia y empecé a tener contacto con los deportes de la Universidad de Maryland en donde trabajé con equipos de futbol, de futbol americano y así comenzó esa pasión que tengo hoy de trabajar con atletas.

¿En qué carrera te graduaste en la Universidad?

Soy graduado en Kinesiología, que es una ciencia envuelta en la biomecánica  motora, el movimiento, los huesos, los ligamentos funcionan en base al movimiento, también soy graduado en fisiología es una maestría que hice en la universidad de George Washington.

Háblanos de tu familia.

Mi padre vive en Washington él se retira en dos días del organismo donde trabaja, mi madre siempre estuvo en casa nosotros crecimos con ella en casa, tengo un hermano que trabaja para el DC United, el es fisioterapeuta y mi hermana es trabajadora social. Mi esposa se llama Melanie, es de Texas su padre es Francés y su madre del Salvador, tengo dos niños, Nicolás de 5 años e Isabella de 3 años.

Háblanos de tu trayectoria a nivel profesional

Estaba estudiando mi maestría y decidí tocar las puertas del DC United, les dije que estaba estudiando una maestría que no necesitaba dinero solo quería tener la experiencia de trabajar con atletas, aceptaron lo que les propuse para que tuviera prácticas profesionales y así empecé. Trabaje con algunos jugadores durante el tiempo del offseason por dos o tres meses, a ellos les gustó el trabajo que realice y terminaron ofreciéndome una posición, empecé a trabajar con ellos con el entrenador Tom Soehn, hoy Director de Operaciones Deportivas para los Whitecaps, trabaje con ellos por dos temporadas 2007 y 2008 todo fue muy rápido, un corto periodo como practicante pero para mí fue muy importante este periodo, ver lo que sucede en los vestidores, estar involucrado con los jugadores, entender como es la dinámica de un jugador profesional que es muy diferente a un jugador amateur o a un jugador universitario. Fue en la temporada de 2008 cuando me gradué, me enteré que había una compañía que necesitaba los servicios de un preparador físico que hablara español y allí se presentó la oportunidad de trabajar con la selección mexicana de futbol, esta compañía estaba prestando servicio médico y fisioterapéutico a la selección cuando el entrenador era Sven-Goran Eriksson, un entrenador de mucha experiencia.

¿Cómo te fue con la Selección de México?

Fue una experiencia fantástica, los jugadores me aceptaron, pensé que sería más difícil para ellos por ser extranjero, mi técnica de entrenamiento fue un poco diferente a la que estaban acostumbrados, quizás fue la barrera más complicada de vencer, mi técnica de entrenamiento es más progresiva, más avanzada, basada en técnicas americanas que no se hacían en México en ese tiempo.

 ¿Hay jugadores de quienes tienes buenos recuerdos?

Jesús Corona, todavía hablo con el, Gerardo Torrado, Pavel Pardo, estoy en contacto con todos ellos, también Rafael Márquez y Guillermo Ochoa. Fue una muy buena experiencia cultural y nueva para mí, no había estado en otro país. Tuve ofertas de equipos profesionales pero como recién me había casado y mi hijo Nicolás tenía 5 meses, yo buscaba estabilidad y decidí regresar a Estados Unidos. Me enteré que el Sporting KC estaba buscando asistente técnico, había allí una oportunidad, fue en el año 2010, el año  del mundial de Sudáfrica, Bob Bradley estaba con la selección, ellos practicaban en el Home Depot Center en donde ayude como preparador físico durante todo un mes antes de que Bob me pidiera ir con ellos al mundial, fue así como llegue a trabajar con el seleccionado de Estados Unidos en el mundial de Sudáfrica, posteriormente llegue a un acuerdo con el Sporting que luego de terminado el Mundial me uniría al equipo.

¿Ser preparador físico de la selección de México e ir al mundial con EE.UU enriqueció tu experiencia y tu profesionalismo?

Esas experiencias te amoldan, entiendes lo que es tener la presión de ciertos juegos, culturas, entrenadores, te ayudan a cómo lidiar con esa presión profesional que es muy diferente al de EE.UU, trabajar en México, Europa u otro país es muy diferente a trabajar en EE.UU, la presión externa, el público, la presión es diferente después de cada juego.

¿Cómo te va en el Sporting KC?

Muy bien, es un club muy progresista, ambicioso, serio en lo que es el futbol, creo que es una organización que va a hacer cosas muy buenas no solo en la ciudad sino en la liga, están interesados en cambiar el deporte y hacerlo algo fuerte, y eso es un estímulo personal, el ser parte de un proyecto, un club que tiene una visión más amplia de no solo ganar el próximo partido o el trofeo de campeón.

¿Cómo es tu trabajo diario con el equipo?

Mi título es preparador físico (Fitness Coach), tengo responsabilidades múltiples, desde prepararlos para poder lidiar con las demandas de un juego de liga y referente al estilo de juego del equipo que es diferente a otros estilos y tiene un requerimiento físico más grande, nuestros jugadores corren más, hacen movimientos de alta intensidad, los jugadores necesitan tener cierta actitud física más elevada, trabajamos en el acondicionamiento, trabajo de fuerza, prevención de lesiones y también soy el nutricionista del equipo, monitoreo todo el  trabajo físico con el sistema de GPS, sé  diariamente que tanto corrieron, a qué velocidad corrieron, cuanto hicimos durante el día de trabajo, leo los datos cada día y dependiendo de eso hacemos la sesión puede ser un poco fuerte o más liviano, los jugadores que regresan de una lesión pasan por el departamento de fisioterapia luego vienen a mí y yo hago el trabajo de reacondicionamiento. A todo esto puedo agregar el hecho de ser el traductor oficial del equipo.

¿Cual fue tu experiencia con los diferentes entrenadores con los que trabajaste?

Bob Bradley la seriedad de su trabajo, momentos de juegos y momentos de trabajo. Eriksson me enseño  mucho como organizar sesiones, método de entrenamiento e integrar las cosas y con Peter es una relación donde hemos crecido juntos, él estaba empezando su carrera de entrenador y yo también, es la primera vez donde yo tengo la oportunidad de entrar en contacto con el entrenador, tenemos las mismas ideas en cuanto a la dirección del equipo, tenemos una dinámica bonita hemos desarrollado nuestra propia filosofía, hemos visto juntos crecer a jugadores como Zusi, Besler, Myers jugadores en quienes hemos aplicado nuestra filosofía.

¿Has logrado todos tus objetivos?

No, tengo muchos más, apenas empecé, me gusta ser serio en lo que hago. Todos los años es una motivación nueva para mí, vienen jugadores nuevos y empezamos de nuevo el proceso; les hacemos entender nuestra filosofía. Por otro lado quisiera ir a otro mundial, quisiera algún día volver a Brasil y trabajar allí.

Un mensaje para la juventud de Kansas City.

 Que no tengan miedo de la vida, que cuando las oportunidades se presentan hay que agarrarla y llevarla para donde quieras porque son pocas las oportunidades que vas a tener de hacer algo bonito y lindo en tu vida a veces ignoramos las señales que vienen, allí están las oportunidades y no hay que dejarlas pasar.

Así, terminó nuestra conversación con Mateus quien dedicó  amablemente un tiempo de su ocupado cronograma de trabajo diario, agradecemos también al Sporting KC por la cortesía de dejarnos conversar con uno de los ejes importantes del equipo técnico.

Topics: